Páginas

viernes, 22 de octubre de 2010

En el fondo del mar

Si quieres liberarme,
dame las llaves de mi celda.
No prediques a los cuatro vientos
que me quieres libre,
si tiras las llaves al fondo del mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario